5 colores para pintar el salón que son tendencia

100

El salón es una de las estancias principales de cualquier hogar, no solo porque comprende el centro de muchas de las reuniones familiares, sino porque también es una estancia en la que representa el estilo de la casa. Las paredes, el suelo, el mobiliario, todos estos, son elementos clave que conforman la estética y funcionalidad del salón. En este artículo queremos centrarnos especialmente en las paredes y, sobre todo, en los colores a escoger.

Los colores con los que pintamos el salón no solo transmiten ciertos mensajes, sino que además afectan directamente al tamaño de la estancia, a las sensaciones que esta transmite, a la composición del espacio, etcétera. Los colores además le otorgan mucha personalidad a una habitación y, por ello, a la hora de saber de qué color pintar el salón tenemos que fijarnos en los objetos, en la forma del salón, la armonía con el resto de distancias, los usos que vamos a darle, etcétera.

Si quieres conocer los colores más usados para pintar el salón o qué aspectos tienes que considerar para pintar un salón de forma efectiva, te lo contamos todo a continuación. Además, descubrirás cuáles son los colores vetados que nunca debes utilizar para pintar tu salón si quieres tener buenas vibraciones en casa. 

¿De qué color pintar un salón? Aspectos a tener en cuenta

Cómo puedes imaginarte, cada salón es completamente distinto. Pese a que queramos seguir una tendencia, es esencial que nos fijemos bien en los detalles. Para saber si un color es adecuado para nuestro salón tenemos que estudiar primero bien el espacio; y, para ello, queremos dejarte algunos trucos para escoger el mejor color para tu salón.

  • Los significados de los colores y las sensaciones que estos nos transmiten es uno de los puntos más importantes en los que fijarnos. Nuestra sugerencia es que antes de lanzarte a copiar el color de un salón que te guste simplemente por moda hagas una lista con tus colores favoritos y después busques información sobre ellos. El azul suele transmitir calma y tranquilidad, el verde es perfecto para evocar la naturaleza, el blanco transmite relajación y pureza, mientras que el naranja es vivaz y puede influir en tu estado de ánimo.
  • La luz también va a marcar la diferencia. No es lo mismo pintar una habitación sin prácticamente nada de luz natural de blanco que una que tiene amplios ventanales por los que entra el sol. Por ello, tenemos que fijarnos mucho en la cantidad de luz natural que entra en cada estancia y, de forma complementaria, cuántos apliques de luz artificial tenemos en ella. La luz va a influir directamente en lo acogedor que vaya a ser el salón y también va a modificar la percepción que tenemos del espacio.
  • El mobiliario que tengamos nos marcará también los mejores colores para pintar el salón. Puede parecer obvio, pero si nuestros muebles son de tonos claros y de madera resultará muy adecuado pintar las paredes de tonos claros o pastel, mientras que si utilizamos más bien un mobiliario en tonos plata de un material metálico o con un estilo más nórdico, por el contrario, los colores más fríos u oscuros resultan más óptimos.
  • El estilo general de nuestra casa también es algo a considerar, puesto que si nos alejamos demasiado de este en el salón estropeamos la coherencia y la unidad. Lo más adecuado a la hora de pintar el salón es que tengamos en consideración el flujo de colores que proviene del resto de habitaciones y que encontremos o el mismo tono o un tono similar o complementario para el salón.
  • Estudia ejemplos que te gusten, inspírate, atrévete y lánzate a probar. Uno de los mejores consejos que podemos darte es que simplemente hagas lo que te salga del corazón y veas cuáles son los resultados. Siempre estás a tiempo de volver a pintar el salón si el resultado no te convence.

Colores de moda para pintar el salón

Ahora bien, si es una persona que sigue las tendencias y que le gusta estar a la última en todos los aspectos de su vida, tenemos buenas noticias. Algunos de los colores que están en tendencia recientemente para los salones son bastante versátiles y pueden quedar muy bien con todo tipo de salones. 

A continuación, te dejamos una lista con los colores para pintar el salón en 2023 que te ayudarán a sacarle todo el partido posible a esta estancia:

1 Rosa palo

Uno de los colores más clásicos y neutros que podemos utilizar. Pintar el salón en un tono rosa claro puede ayudarnos a conseguir un ambiente romántico, tradicional y muy femenino. En general, los tonos rosados combinan a la perfección con mobiliario en gris, blanco o beis, aunque también pueden combinar muy bien con el negro.

Utilizar el rosa para el salón, además, nos ayudará a generar la sensación de estar ante un espacio diáfano y cálido. Por ello, el rosa servirá para transmitir emociones positivas y anotar más cercanía con nuestros seres queridos cuando compartamos este espacio.

2 Aguamarina

En el caso de que no te decidas entre pintar el salón de azul o de verde, la solución perfecta es utilizar este color intermedio. El tono aguamarina es un color vibrante con mucha personalidad propia y que te permitirá tener un salón de diez. Perfecto para combinar además con muebles en tonos claros y oscuros, pintar las paredes del salón del color agua marina proporcionará una versatilidad increíble.

No solo esto, sino que, ya que este color toma mitad y mitad de las características de los salones azules y de los salones verdes, podemos esperar un sentimiento muy acogedor. Por ello, notaremos paz, tranquilidad y una cercanía a la naturaleza al utilizar el color aguamarina para nuestro salón. 

3 Verde oliva

El verde oliva es otra excelente alternativa si queremos un color que hable de ecología y serenidad. Si te gusta la decoración vintage, boho o si eres amante de las plantas, pintar las paredes de un tono verde oliva claro nos ayudará a unificar todos estos estilos en uno.

No solo esto, sino que además pintar la pared de verde oliva transmitirá una sensación impresionante de elegancia. Podemos combinar nuestras paredes en verde del salón con elementos decorativos en blanco, en marrón, en dorado o incluso en otros tonos de verde.

4 Gris oscuro

Si lo que estás buscando es más bien un color que tire hacia los tonos oscuros, entonces sin duda el gris oscuro puede ser tu mejor aliado. Perfecto para los salones más amplios o para aquellos que tienen grandes ventanas y muchísima luz natural, pintar el salón de gris oscuro puede ayudarnos a equilibrar el espacio.

El gris oscuro suele ser uno de los colores atemporales y perfecto tanto para las épocas más frías y cálidas. Se sigue utilizando hoy en día por la mayoría de sus clientes, por lo que es un color que nunca va a pasar de moda y que convertirá a tu salón en un espacio moderno, cómodo y sobrio. 

5 Amarillo pálido

El último de los colores nos lleva a realizar una apuesta por uno de los colores más vivaces, pero en su tonalidad más apagada. El amarillo suele pasarse por alto en muchas ocasiones, ya que se opta por tonos más bien anaranjados, o beiges, pero puede ofrecernos mucha personalidad.

Un salón pintado de amarillo nos permitirá tener un mobiliario de madera, textiles azules, rosas, beises y verdes. Como resultado, además obtendremos un espacio perfecto para lograr una calidez sensacional que, además, tendrá bastante clase por la cercanía del amarillo o el tono dorado. 

¿Qué colores evitar en el salón?

Los colores vetados para el salón siempre van a variar también en función de las propias características del espacio. Como ya habrás visto existen colores que nos ayudan a aumentar la sensación de calidez, a ensanchar una estancia o a transmitir sensaciones positivas. Sin embargo, hay otros que pueden generar justo los efectos contrarios, así que vale la pena que los tengamos en cuenta.

Independientemente de las características del salón de nuestra casa y de nuestras propias ideas y gustos, existen algunos colores que nunca se recomiendan para el salón:

  • Un rojo especialmente intenso quedará fuera de lugar. No solo porque este color se asocia con la pasión y puede mandar mensajes contraproducentes, sino porque además es un tono bastante vibrante que puede exaltar y terminar por resultar extremadamente visceral. En muchos casos, los espacios pintados de rojo resultan incluso opresivos, puesto que pueden recordar al color de la sangre.
  • El morado oscuro también es otro tono que no se suele recomendar. En parte porque se asocia también al tono de rojo que hemos mencionado y, por otro lado, porque es un color un poco apagado que tira hacia el negro y que puede hacer los espacios más opresivos de lo que son. 
  • El amarillo chillón es otro no. Con un exceso de energía, puede parecer demasiado estimulante. Además, el tono tan fuerte podrá llegar a saturar el espacio y a generar ciertos nervios o tensión. Lo último que queremos cuando vamos a sentarnos en el sofá para relajarnos es precisamente obtener las vibraciones opuestas.
  • Aunque el verde es un color que transmite sostenibilidad y que se relaciona con la naturaleza, lo cierto es que un salón enteramente pintado de un tono verde eléctrico puede aportar demasiada energía y resultar problemático para la vista. La recomendación general es o bien utilizarlo en una única pared o más bien en el mobiliario y en los textiles a modo de complemento. 

Artículos relacionados

Ideas para combinar sofás de distinto color: consejos e ideas

Existen mil ideas para decorar un salón en función a la estética, el...

Ideas de decoración de baños abiertos al vestidor

¿Tienes la suerte de vivir en una casa que tiene un cuarto de...

Si tengo un sofá marrón chocolate, ¿de que color pintar las paredes?

Elegir bien los colores de nuestro salón es imprescindible para que este...

Bañeras modernas: ideas de decoración

Decorar un baño moderno no siempre es fácil, pero a lo largo...