Colores que combinan con azul celeste

El azul celeste es un color frío y suave que se relaciona con los sueños, por lo que propicia el descanso y la tranquilidad. Este color es el favorito para las habitaciones infantiles. No obstante, también puede emplearse en otras estancias de la casa.

Los espacios ambientados en azul celeste evocan calma y serenidad, además de orden y seguridad. Estas connotaciones son perfectas para salones, baños o cocinas. Cada vez son más los interioristas que se animan a usar este color en multitud de espacios.

Cómo combinar el azul celeste en decoración

El azul celeste, como la mayoría de colores, combina muy bien con tonos neutros como el blanco, el beige o el gris. También puede usarse con otros tonos más vivos, como el naranja o el rojo, y delicados, como el rosa. No obstante, combinaciones con verde o amarillo, que parecen incompatibles, pueden dar resultados sorprendentes.

Como con cualquier color, saber cómo combinarlo con acierto puede ser todo un reto. Por ello, es conveniente conocer las características de todas estas uniones.

Cómo combinar el azul celeste y el blanco

El azul celeste casa muy bien con el blanco, ya que este último es un color que combina con la mayoría de colores. El color blanco ilumina las estancias, haciendo que los espacios se vean más grandes.

La unión de ambos permite crear espacios tranquilos, pues la sensación que emiten los lugares decorados con azul celeste y blanco es de calma y orden. Si se añaden unos ornamentos metalizados, como se ve en la imagen, el resultado es muy sofisticado.

Combinar el azul celeste y el gris en dormitorios

El azul celeste y el gris son colores fríos, por lo que la combinación de ambos es muy acertada. No obstante, necesitan de colores cálidos para crear ambientes acogedores. Utilizar la madera para equilibrar estos lugares puede ser una opción acertada.

En la fotografía se puede apreciar como ambos colores funcionan bien en dormitorios, el resultado son habitaciones elegantes que invitan al descanso. En este caso, se añaden unos ornamentos verdes para dar más vitalidad al conjunto.

Cómo combinar el azul celeste y el negro

El azul celeste también puede casar con el negro, aunque no es la mejor combinación. Sin embargo, estos colores pueden resultar muy fríos y saturar los espacios en caso de no tener mucha luz. Por ello, se recomienda usar colores como el blanco para iluminar las estancias.

Suelos de madera en parquet pueden ayudar a dar calidez a los espacios con esta combinación, así como usar alfombras en tonalidades beige. En este caso, se vuelve a utilizar el verde para dar vitalidad al dormitorio. No obstante, las tonalidades verde pistacho de la ropa de cama no son las que más favorecen a esta unión.

Cómo combinar el azul celeste y el rojo

El azul celeste y el rojo se complementan perfectamente, pues uno es un color cálido y el otro es frío. No obstante, el rojo es un color con mucha fuerza, por lo que debe usarse con medida para no recargar los espacios.

La elección más usada es la del azul celeste en paredes y el rojo en ornamentos. Los tonos dorados, como se ve en la imagen, pueden ayudar a dar sofisticación al espacio.

Combinar el azul celeste y el rosa en baños

Azul celeste y rosa se unen perfectamente. Juntos crean espacios delicados y coquetos. Esta combinación es muy usada en dormitorios, puesto que ambos colores invitan al descanso.

No obstante, usarlos en baños puede ser todo un acierto. Además, si se añaden complementos en blanco, el resultado pueden ser estancias con más luz y brillo.

Cómo combinar el azul celeste y el lila

Así como el rosa, el lila casa muy bien con el azul celeste. No obstante, este es un color frío y con fuerza, por lo que puede resultar excesivo en según que ambientes.

Para habitaciones infantiles, como la de la fotografía, esta unión resulta acertada. El resultado es un espacio creativo, juvenil y con magia.

Cómo combinar el azul celeste y el naranja

El naranja, al ser un color cálido, combina muy bien con el azul celeste. Estos colores son muy empleados en habitaciones y despachos, donde se requiere de un toque creativo u original. Sin embargo, en comedores no es de las combinaciones más usadas y el resultado es muy original.

Las tonalidades naranjas menos vivas, como el salmón o el coral, funcionan mejor con el azul celeste. Aunque colores más vivos también pueden funcionar.

Combinar el azul celeste y el amarillo en dormitorios infantiles

El color amarillo es un color que evoca vida, alegría y luz. Al ser un tono cálido, combina perfectamente con el azul, un tono frío. Juntos crean espacios divertidos y originales, la mezcla perfecta para dormitorios infantiles o despachos creativos.

No obstante, el color amarillo puede saturar en exceso, por lo que es mejor usarlo en pequeños toques, en la decoración o el mobiliario. Si se quieren añadir otros colores, se pueden usar tonos neutros como blanco o gris.

Cómo combinar el azul celeste y el verde

El azul celeste combina muy bien con tonos verde pastel, como los de la imagen. No obstante, necesitan de equilibrio, pues ambos son colores fríos.

Normalmente, el blanco es el color que se suma para mejorar la composición. Sin embargo, también pueden usarse tonos gris o beige. Además, los tonos marrones pueden ayudar a incrementar la sensación de calidez en las estancias y casan muy bien con azul celeste y verde.

Cómo combinar el azul celeste y otros tonos azules

El azul celeste puede combinar perfectamente con otros tonos azules. Aunque muchos colores no casan bien con otras tonalidades, el azul celeste puede combinar tanto con tonos medios como más oscuros.

Si se usan en paredes, es mejor dejar el azul celeste para estas, puesto que los tonos claros siempre dan sensación de amplitud. A diferencia de los oscuros, que suelen empequeñecer las estancias.

El resultado de esta unión, como se puede ver en la fotografía, son espacios tranquilos y frescos.

Cómo combinar el azul celeste en paredes

El azul celeste es perfecto para espacios como dormitorios, oficinas o salas de estudio, ya que da frescura y promueve la relajación y la concentración.

Este color se puede combinar perfectamente con muchos otros sin perder esta frescura. Con gris y negro, el resultado son estancias elegantes. Sin embargo, se necesitará de luminosidad, pues estas tonalidades más oscuras pueden ensombrecer los espacios.

Con tonos pastel, como rosa o beige, o con blanco, la sensación de delicadeza que transmite es ideal para dormitorios o baños. Aquí las dimensiones del espacio no serán un problema.

Con tonos verdes, lilas o amarillos, el resultado será más juvenil y divertido. También se pueden incluir tonos naranjas o marrones, buscando aumentar la calidez de la estancia.

Si no se quiere arriesgar demasiado, los tonos azules medios y oscuros también pueden combinar muy bien con el azul celeste.

Share

También te puede interesar...