Colores que combinan con burdeos

El burdeos es un color vinoso que va desde el rojo púrpura oscuro​ al rojo oscuro​ y que se basa en la coloración característica del vino con el mismo nombre.

Este color es muy versátil, ya que se puede usar para decorar y pintar ambientes clásicos, como modernos, desde atmósferas relajadas a lugares sobrios. 

Así como el rojo, el burdeos transmite vitalidad, alegría, pasión y fuerza. No obstante, no conviene aplicarlo en grandes áreas, pues puede saturar.

Cómo combinar el burdeos en decoración

El burdeos tiene tanta personalidad que, por si solo, ya podría decorar. No obstante, también cansa cuando se usa en exceso. Por ello, es mejor combinarlo con otros colores.

Este funciona muy bien con el negro, el blanco y con casi cualquier tono de gris. Además, puede usarse con amarillo, azul, coral, rosa y tonos marrones. No obstante, estas combinaciones deben medirse y usarse bien.

Cómo combinar el burdeos y el blanco

El blanco, al ser un color neutro, acepta cualquier color. No obstante, el blanco y el burdeos juntos crean espacios muy elegantes y actuales, ya que los dos expresan sofisticación y modernidad.

Además, el rojo da un toque muy cálido a las estancias donde predomina en blanco, como se puede observar en la imagen. Una alfombra y un cuadro, en color burdeos, son los elementos que más destacan, aunque no ocupan un gran espacio. Eso se debe a la cantidad de energía que desprende este color.

Combinar el burdeos y el gris en cocinas

El gris es otro de los colores con los que podemos combinar el burdeos en paredes o decoración. Como el blanco, combina muy bien con la mayoría de colores.

En cocinas es una combinación bastante usada, sobre todo cuando se quiere dar un aire original a la estancia. También puede ser un acierto en cocinas abiertas, como en la fotografía, pues es fácil de combinar con el resto del salón y huye de la monotonía.

Cómo combinar el burdeos y el azul

Aunque no es la unión que mejor encaja, se complementan. El azul es un tono frío y el burdeos, uno cálido. Cada uno aporta al otro lo que le falta.

Estos colores funcionan mejor con tonos azul claro. Sobre todo, son usados para crear ambientes clásicos o vintage. En la fotografía, por ejemplo, el burdeos se usa en los textiles de la cama, alfombra y cortinas. El resultado es una habitación elegante y femenina.

Cómo combinar el burdeos y el negro

El negro, al ser un color acromático, combina muy bien con el burdeos. Ambos son colores potentes que roban el protagonismo en las estancias donde se aplican.

Por ello, es mejor usarlos con otros colores. Los tonos beige pueden actuar como transición entre ambos, como en la imagen. Así se gana luz en el salón. Con el beige aplicado en la alfombra, en las cortinas y en la chimenea, el resultado es mucho más equilibrado.

Cómo combinar el burdeos y el coral en dormitorios

El burdeos es muy parecido al coral, pero este último tiene menos saturación. Usando estos colores, se pueden crear estancias monocromáticas.

Si elegimos el coral en paredes para combinar con el burdeos en decoración, conviene añadir un tono neutro, como el gris o el blanco. Esto dará luminosidad y rebajará la calidez.

Como en la imagen, la ropa de cama puede escogerse en tonos claros. De este modo, aunque la estancia tenga mucha fuerza, el resultado no será tan excesivo.

Cómo combinar el burdeos y el rosa

Aunque el burdeos puede combinarse con tonos claros como el rosa palo, los tonos fucsia de la fotografía son otra opción muy buena.

No obstante, se debe elegir cuál de los colores es protagonista, pues usar ambos en muchas superficies recargará la estancia. En este caso, el negro y el blanco ayudan a romper con un ambiente que puede resultar un tanto monocromático.

Cómo combinar el burdeos y los colores tierra

Los tonos tierra encajan a la perfección con el burdeos. En estancias donde el mobiliario sea de madera o haya parquet, este color puede resultar una opción muy acertada.

En la imagen, por ejemplo, se puede ver que estos colores encajan muy bien. Además, se puede usar un color gris en tono claro para conseguir un espacio acogedor y sofisticado.

Combinar el burdeos y el amarillo en habitaciones infantiles

Los colores llamativos encajan muy bien con el burdeos. Sobre todo cuando se añaden en pequeños detalles, creando contrates.

Como se puede ver en la fotografía, en la cama hay un burdeos más rojizo que combina de maravilla con el amarillo de las paredes. Esta unión es especialmente acertada para dormitorios infantiles, pues se crean espacios divertidos, originales y con personalidad.

Cómo combinar el burdeos y los colores arena

Los colores arena y el burdeos se complementan a la perfección. Los primeros son tranquilos y el segundo tiene carácter. Cada uno aporta al otro lo que le falta.

Esta unión es ideal para paredes en burdeos, ya que los tonos arena suavizan el ambiente. Como se ve en la imagen, un salón con ambos colores, incluso sumando el blanco, resulta elegante y luminoso.

Además, añadir tonos dorados puede dar más sofisticación al espacio. Cuadros, sillas, elementos decorativos en dorado resaltarán la elegancia de la composición.

Cómo combinar el burdeos y los tonos madera

El burdeos, así como con tonos tierra y arena, combina muy bien con tonos madera oscura. El resultado son estancias elegantes y con fuerza.

Si se usan en dormitorios, dan sensación de calidez, lo que es ideal para favorecer el descanso.

Cómo combinar el burdeos en paredes

El color burdeos puede quedar genial en cualquier lugar. En el salón, por ejemplo, crea ambientes modernos y elegantes.

No obstante, conviene combinarlo con colores claros, como el blanco, para evitar que las estancias se vean pequeñas. Este puede unirse a un techo o unos zócalos blancos, para crear contraste.

También puede usarse para resaltar una pared o un rincón. Pintar una pared de un color diferente al de las demás es una solución muy original.

El burdeos también puede servir para estancias pequeñas, como baños, si se quiere dar personalidad a esos lugares. Incluso un estudio en burdeos puede ser una solución muy bonita si se combina con colores cálidos como los de la madera. Y, al ser un color muy sofisticado, los ornamentos metalizados como lámparas u otros elementos decorativos le sentarán genial.

Share

También te puede interesar...