Colores que combinan con gris

El gris es uno de los colores más de moda para la decoración del hogar. Aunque cuando se usa solo puede dar una sensación fría a las estancias, su neutralidad y facilidad para conjuntar con otros colores permite obtener muchos ambientes y matices. Además de aportar equilibrio y sofisticación, el gris permitirá hacer de cualquier espacio un lugar único.

Cómo combinar el gris en decoración

Gris perla, lino, pizarra azulado, existen multitud de tonalidades de este color. Aunque sus combinaciones pueden ser muy variadas, este se integra especialmente bien con sus tonos complementarios, los blancos, los pasteles, los colores tierra, muchos colores vivos y también los neutros.

Colores que combinan con gris perla

El color gris perla ha pasado de ser un tono que se elige para variar del blanco sin arriesgar demasiado, a ser el protagonista absoluto de muchos diseños de interior modernos. De hecho, es una de las tonalidades más usadas de gris, pues en paredes, superficies y complementos decorativos, consigue hacer más estética cualquier estancia de una vivienda. 

El color gris perla, combinado con tonos más vivos como el amarillo o el naranja, es perfecto para salones acogedores y con personalidad.

Cómo combinar gris con rojo

Una de las combinaciones más acertadas en decoración es la de gris y rojo. El rojo es un color muy vistoso, apasionado y confortable que puede usarse de forma equilibrada con el gris para obtener un conjunto armónico. Podemos usar el color rojo cálido o tonos oscuros, como el vino o el granate.

Si tenemos un salón amplio y con la suficiente iluminación, podemos pintar una de las paredes de la estancia en color rojo o combinarla con gris. Esto aumentará la sensación de altura del salón.

Cómo combinar gris y azul

La combinación de gris claro con azul marino ofrece un resultado espectacular. Las paredes grises aportan un estilo muy elegante a un salón y las azules dan un toque de vitalidad a la estancia. Además, incluir elementos decorativos azules que hagan contraste con las paredes en gris, como un sofá en azul marino, da un aspecto llamativo al espacio. 

Otra opción también muy acertada es buscar un azul turquesa que evoque el mar o un azul más claro.

Decoración en gris y cobre en cocinas

El color cobre es un tono que en los últimos años se ha puesto muy de moda y cada vez hay más elementos decorativos de este color. La combinación cobre y gris resulta especialmente acertada en la cocina, ofreciendo un aire moderno y a la vez clásico a la estancia.

Una de las opciones es la de mezclar paredes y muebles grises, con toques de blanco e incluir lámparas y pequeños ornamentos de cobre, pues sus reflejos rojizos darán luz y calidez a la estancia.

Cómo combinar rosa y gris

El rosa es un color clásico y, aunque normalmente se relaciona con la niñez, la combinación con gris puede ser elegante y acogedora. Los tonos pastel de rosa, o incluso un gris oscuro combinado con rosa pálido, o la predominancia del gris con muebles, textiles o pequeños elementos decorativos en rosa producen un resultado muy elegante. 

Según la habitación que estemos decorando, podemos optar por una estancia más original con rosa oscuro o un comedor acogedor con tonos pastel.

Cómo combinar gris en baños

El gris y el blanco, al ser colores más neutros, combinan muy bien para dar sensación de amplitud y luminosidad a las estancias. Los baños en blanco y gris resultan amplios y limpios a la vista.

Además, se pueden incluir pequeños elementos en colores vivos, como en amarillo, para dar un toque más llamativo a la estancia. También se pueden combinar diferentes tonalidades de gris para resaltar espacios.

Decoración en gris y naranja

Aunque pueda parecer que el naranja es un color demasiado vistoso, se complementa perfectamente con el gris. 

Una de las combinaciones más acertadas consiste en usar el gris para las paredes y dejar el naranja para la decoración. El naranja es un color llamativo y no conviene excederse en su uso. Cuadros, textiles o jarrones naranjas pueden ser elementos a combinar con un sofá o unas paredes grises.

Cómo combinar gris y amarillo

Para llenar de vitalidad una estancia y crear un contraste con gris, el amarillo es una de las mejores opciones, pues aporta vitalidad, luz y calidez. En tonalidades no demasiado exageradas, aporta una sensación acogedora y contrasta con la seriedad del gris.

Esta combinación es acertada para el salón, pero también puede usarse en otras estancias como habitaciones o baños, como vimos anteriormente. 

Diseños con diferentes tonalidades de gris, de oscuro a perla, y pequeños objetos y textiles en amarillo mostaza, resultan muy agradables a la vista.

Decoración en gris y negro en salones

El color negro, al ser muy similar al gris oscuro, la combinación entre ambos es perfecta. Si queremos aportar un toque de elegancia a cualquier habitación, esta es la fórmula que debemos escoger.

Apostando por esta combinación en el salón, podemos escoger unas paredes en gris, con muebles en gris y negro. Se debe tener en cuenta que, a más oscuros sean los colores, más pequeña resultará la estancia a la vista. Por ello, se recomienda usar esta combinación en espacios amplios.

Cómo combinar gris y verde

La decoración en gris y verde puede ser una buena elección para dar un estilo fresco a un baño, por ejemplo con un verde pistacho, o aportar armonía a una habitación con una tonalidad más clara.

Además de combinar ambos colores en las paredes, se pueden combinar textiles como ropa de cama en las habitaciones o toallas en los baños para formar un espacio moderno.

Combinar gris y morado en habitaciones

El gris y el morado puede ser una gran combinación para las estancias, incluso para conseguir un dormitorio moderno y colorido: con el morado aportando calidez y el gris, sofisticación.

La gama de los morados, lilas y violetas son tonalidades secundarias de rojo y de azul, por lo que absorben las mismas sensaciones que dichos colores.

Con unas paredes y un mobiliario en gris y textiles (como cojines y ropa de cama) en morado, conseguiremos una estancia moderna y atractiva.

Decoración en gris y beige

El color beige es un tono de marrón claro y, combinado con gris, da a los espacios elegancia y belleza. Además, si añadimos madera a la decoración y mezclamos tonos de grises con blancos, daremos luz a la estancia.

Cómo combinar el color gris en paredes

Elegir el color adecuado para las paredes es de suma importancia, pues crea ambientes cálidos o fríos, da armonía o vitalidad. Los colores son también los encargados de dar amplitud o de reducir el espacio, por ello es importante conocer qué queremos para cada estancia antes de decidirnos por un color.

El gris, al admitir muchas combinaciones como las vistas en este artículo, es indispensable. Da estabilidad, orden, sofisticación a las estancias y se integra bien tanto con colores llamativos, como con neutros.

Share

También te puede interesar...