¿Es bueno tapar la piscina en verano?

94

Las piscinas han suplido con creces la falta de costa en muchísimas zonas rurales y, por lo tanto, se han convertido en una de las formas más habituales de disfrute durante el verano. Con los años, ha ido aumentando la demanda y las instalaciones de piscinas en zonas y casas privadas, puesto que muchos bañistas las prefieren frente a las piscinas públicas y comunitarias. Pero tener una piscina, aunque aporta muchísimos beneficios, también implica cierto cuidado y mantenimiento.

Y es que contar con una piscina en casa significa tener que cuidarla y prestarle atención durante todo el año. Pese a que, de forma general, la piscina va a utilizarse casi exclusivamente durante el verano y la primavera, lo cierto es que precisamente por eso es imprescindible cuidar y limpiar la piscina durante el verano, al igual que se hace en el invierno. Así pues, existen muchísimos métodos que nos ayudan a proteger el agua a lo largo del año.

Es posible que hayas oído hablar de los cobertores de piscina, pero, si no es el caso, en este artículo venimos a explicarte la utilidad de las mantas para piscina y por qué debes utilizarlas, tanto en verano como en invierno, si quieres tener una piscina limpia y segura durante todo el año. Además, te contamos cómo tapar bien la piscina durante verano y las muchas ventajas de cubrir la piscina con un cobertor durante las épocas estivales. 

5 razones para tapar tu piscina en verano

Como ya sabes, el cuidado y el mantenimiento de la piscina te ayudará a disfrutar de un agua más cálida y limpia y, como consecuencia directa, a sentirte muchísimo más cómodo durante todos tus baños. Para ello, tapar la piscina será esencial a la hora de conseguir que el agua de la piscina se mantenga en condiciones. 

Con esto claro, a continuación te comentamos algunas de las razones más importantes para que optes por cubrir tu piscina durante el verano:

  • Utilizar un cobertor para piscina que ayudará a evitar en todo momento la evaporación de agua a lo largo de todas estas horas en las que la piscina va a estar en desuso, puesto que durante la noche, dependiendo de la cantidad de humedad, es posible que la piscina se vacíe más o menos. Esto no solo te ayudará a ahorrar agua, sino también se verá reflejado directamente en tu factura eléctrica.
  • La cantidad de suciedad que vas a tener que limpiar va a ser muchísimo menor, puesto que, al estar la piscina cubierta, es bastante más complicado que se llene de suciedad, de hojas caídas, de insectos, etcétera. Esto te evitará utilizar el barrefondos y también de tener que llevar a cabo las tareas de limpieza, por lo que será un ahorro de costos y de tiempo.
  • Al igual que sucede con la temperatura y con la evaporación del agua, al cubrir la piscina vas a ver como el uso de productos de mantenimiento se ve reducido, al menos, a la mitad. Esto se debe a que estos no se evaporarán y se conservarán muchísimo mejor en el agua. De esta forma, también notarás el ahorro de coste en este campo.
  • Como ya sabes, la temperatura del agua oscila durante el día y la noche en función a la cantidad de sol que esta recibe de forma directa. Al utilizar un cobertor para piscinas te asegurarás de que la temperatura se mantiene constante; algo que es muy beneficioso para el agua, puesto que los cambios de temperatura no solo propician la evaporación del agua, sino que además pueden entorpecerte los baños.
  • Utilizar una cubierta para la piscina, asimismo, es una medida de seguridad extra que puede resultar muy útil en las casas en las que se cuente tanto con niños como con mascotas. Esta manta para piscinas ayudará a que la piscina esté cubierta todo el día y, por lo tanto, eliminará por completo cualquier riesgo de accidentes. 

Tipos de cobertores para piscinas

Ahora que ya sabes las ventajas y los motivos para tapar la piscina en verano, es posible que estés preguntándote cuáles son tus opciones a la hora de instalar una cubierta en la piscina. Lo cierto es que existen distintos tipos de instalaciones y soluciones de cubiertas para piscinas, cada una de ellas con un modelo de anclaje que resultará más o menos adecuado en función al tipo de suelo y a la piscina que cuentes, así como a la zona en la que vivas y a la climatología de esta.

Para ello, existe la opción de utilizar un toldo PVC, que puede fabricarse a medida para tu piscina y que, además, te permite la opción de instalar un recogedor adicional que te ayudará a poner y a quitar el cobertor la piscina siempre que vayas a utilizarlo. Generalmente, puedes encontrar toldos con tensores, con gomas, con cintas o con mallas, y todos ellos son de fácil instalación.

Otra opción, y la más recomendada, es la de utilizar mantas térmicas piscinaspuesto que este tipo de cobertores se han convertido en la opción más popular gracias a sus muchas funcionalidades, a sus buenos precios y a sus excelentes resultados a la hora de mantener la temperatura de la piscina y de evitar que se ensucie o de que agentes externos puedan estropear la calidad del agua. 

Las mantas para piscinas son muy cómodas de poner y de quitar y, además, también muchísimo más asequibles, por lo que te recomendamos que optes por este tipo de cobertor para tapar tu piscina durante el verano y el invierno, pues notarás en seguida los muchísimos beneficios que te aporta. 

Cómo tapar la piscina en verano

Una vez que ya hemos mencionado todas las ventajas de utilizar un cobertor para la piscina en verano, además de en invierno, quizá estés preguntándote cómo de fácil o de difícil es este proceso. Lo cierto es que las mantas para piscina son muy fáciles de instalar y pueden poner y quitarse en todo momento en función a tus necesidades. Por lo que si quieres conocer cómo funciona una manta para piscinas cómo tapar la piscina en verano de la forma adecuada, a continuación te explicamos los pasos a seguir:

  • Lo primero de todo será escoger la lona que sea la adecuada para tu piscina. Como hemos mencionado, muchísimos de estos cobertores o bien pueden fabricarse a medida o existen en todo tipo de formas y dimensiones, por lo que, una vez que hayas encontrado el que se adecue a las especificaciones de la piscina, estarás listo para empezar a cubrir la piscina en verano.
  • Lo siguiente será dejar la piscina lista para poder taparla. Para ello, asegúrate de dejar el agua y los filtros limpios para que esta esté lo más acondicionada posible y pueda conservarse. Uno de los consejos básicos es que bajes un poco el nivel del agua y que te asegures de que las tuberías están limpias en todo momento, aunque esto es más importante en invierno, pero no está de más que le eches un vistazo también durante todo el verano.
  • Otro de los puntos esenciales es que verifiques que el nivel de pH y de cloro es el correcto. Siempre que vayas a cubrir la piscina también es mejor que elimines cualquier tipo de accesorio de baño, accesorio decorativo o producto de limpieza que se encuentre en las cercanías para evitar que este pueda quedarse atascado en el interior.
  • Una vez que hayas efectuado una pequeña limpieza superficial del agua, es tan simple como extender dicha cubierta para piscinas sobre la superficie y sujetarla a la estructura correspondiente. Asegúrate siempre de que la parte de las burbujas se encuentra colocada hacia abajo, en la zona interior, mientras que la parte lisa da al exterior, puesto que esta va a ser la que reciba el calor directo del sol y, por lo tanto, la que va a encargarse de calentar todo lo posible tu piscina para mantenerla bien acondicionada y a una buena temperatura. 

Artículos relacionados

¿Qué colchón comprar según el tipo de somier?

Haz que cada mañana sea genial desde el momento en que te...

¿Merece la pena una barra de sonido?

La tecnología actual nos permite disfrutar del entretenimiento en casa con una calidad muy...

Mesas de comedor de madera natural para darle encanto a tu salón

¿Quieres darle un toque moderno a tu comedor con una mesa de...

Los 10 mejores tendederos de techo

Una de las tareas más simples y comunes del hogar es lavar...