Colores que combinan con azul marino

El azul marino es un color serio, elegante y sobrio. Pertenece a los colores fríos y, a su vez, a los oscuros. 

Es uno de los colores más usados en decoración, tanto en paredes como en textiles, muebles y accesorios. Esto se debe a que es muy fácil de combinar con colores y materiales. El azul marino es un color de moda en decoración, por lo que conviene saber cómo usarlo.

Cómo combinar el azul marino en decoración

Para pintar una casa, no es necesario hacerlo de un mismo color, ni tampoco las estancias deben tener un color uniforme. No obstante, a veces los colores y tonos presentan problemas cuando se combinan. Por ello hay que saber cómo hacerlo adecuadamente.

El azul marino combina muy bien con tonos como el blanco o el gris sin necesidad de arriesgar demasiado. No obstante, también puede ser usado con colores con carácter como el amarillo, el naranja o el rojo. Por otro lado, también es compatible con el rosa, el verde, el marrón y el coral. Además de poder unirse a los metales, como oro, cobre y bronce.

Cómo combinar el azul marino y el rosa

El azul marino combina muy bien con el rosa, sobre todo con los tonos de rosa más claros, como el rosa pastel. Es una combinación acertada tanto para habitaciones como salones.

El rosa pastel puede resultar muy infantil, sin embargo, el azul marino le da carácter. El azul marino también se ve complementado, pues necesita la luz del rosa para no oscurecer la estancia.

Cómo combinar el azul marino y el gris

El gris es un tono neutro muy usado. Es un combo perfecto con el azul marino, pero necesita de un tercer color para no resultar muy frío.

En la fotografía se puede apreciar como el color blanco en paredes, textiles y mobiliario da luz a la estancia. El gris del sofá, mesita y otros elementos decorativos combina perfectamente con el azul. Son pequeños toques de ambos colores, pero el resultado es original.

Combinar el azul marino y el blanco en salones

Como se ha mencionado anteriormente, el blanco es un color que combina muy bien con azul marino. De hecho el blanco combina con casi todos los colores. Sin embargo, con azul marino forman el estilo navy que ha triunfado en muchos ambientes decorativos.

Esta combinación resulta especialmente bonita en salones, pues puede combinarse con sofás y cuadros. No obstante, las paredes en azul marino y blanco ya tienen mucha personalidad por si solas.

Cómo combinar el azul marino y el rojo

El rojo es otro de los colores primarios, como el azul y el amarillo, por ello combinan tan bien. Además, el rojo pertenece a los colores cálidos, por lo que aporta calidez y energía al frío azul marino.

Como se puede apreciar en la imagen, ambos colores tienen carácter, por lo que no se puede abusar de ellos. Incluso, resulta conveniente usar un tercer color para dar luz. El blanco puede actuar como tercer color para iluminar.

Combinar el azul marino y el cobre en cocinas

Los tonos metálicos combinan perfectamente con el azul marino. En cocinas, puede ser un acierto utilizarlos para el mobiliario y la decoración.

Como se muestra en la imagen, los muebles con colores bronce y azul marino dan personalidad a este pequeño espacio. Los agarres de los cajones y armarios también son plateados. Además, las lámparas colgantes en color bronce son un acierto para dar elegancia al lugar.

Cómo combinar el azul marino y el oro

Otro material o acabado para dar un toque especial a cualquier lugar es el oro. De hecho, junto con el azul marino, es una de las uniones decorativas con más éxito, gracias al ambiente actual y elegante que se logra con ellos.

Como hemos visto en el apartado anterior, los metales funcionan muy bien en cocinas. Pueden usarse para complementar el mobiliario en azul marino, pues los agarres resaltan mucho más con colores dorados.

Cómo combinar el azul marino y amarillo

El amarillo combina bien con el azul marino porque, como el rojo, son colores primarios. Son colores potentes que dan carácter a los espacios.

El azul marino, al ser frío, pega bien con la vitalidad del amarillo. Textiles y pequeños ornamentos en amarillo pueden ir muy bien con un sofá azul marino para el salón.

Combinar el azul marino y el marrón en dormitorios

Los marrones, incluidos los tonos tierra y arena, funcionan muy bien con el azul marino, tanto en paredes como en elementos decorativos. Es una mezcla perfecta, pues muchos muebles son de madera.

Los marrones, al ser cálidos y sobrios, complementan perfectamente con el frío del azul marino. La combinación puede parecer aburrida pero, como se ve en la fotografía, también puede dar mucho juego si se combinan bien.

En las habitaciones pueden conseguir un espacio relajado, perfecto para el descanso.

Cómo combinar el azul marino y el naranja

El naranja es un color que nace de la unión del rojo y el amarillo, colores primarios y cálidos, por lo que también se complementa muy bien con el azul marino.

Sin embargo, no se puede abusar del naranja, pues puede resultar excesivo. Puede resultar acertado colocar un sofá naranja cuando las paredes están pintadas en azul marino. Este pequeño toque otorgará luz al salón.

Cómo combinar el azul marino y el verde

Verde y azul marino son colores naturales que combinan muy bien juntos. Sin embargo, ambos colores son fríos, por lo que es necesario buscar un tercer color que otorgue calidez.

Como en la fotografía, los muebles de madera proporcionan esa sensación carente en ambos colores y todos se integran con armonía en la estancia.

Combinar el azul marino y el coral en comedores

Otro color muy popular y que encaja con el azul marino es el color coral. Este es un color cálido que nace del rojo, pero también posee pigmentación naranja y marrón en algunos tonos.

Es un color muy llamativo que se combina bien con el azul en pequeños toques. En los comedores, puede usarse para acentuar las sillas. Además, puede emplearse en centros de mesa florales. Una combinación perfecta para crear un ambiente acogedor.

Cómo combinar el azul marino en paredes

El azul marino es serio y puede dar mucho carácter a las estancias. Si se dispone sobre las paredes, es mejor crear un espacio limitado y tratar de crear contraste con otro color más claro.

Otra opción es usar los zócalos en un color blanco que haga contraste con el azul marino, así como columnas. Esto puede iluminar la estancia.

Si se usa en habitaciones, el mobiliario puede dar juego, así como la ropa de cama. Usar tonos más claros, incluso grises y blancos puede dar luz a la estancia.

Share

También te puede interesar...