Colores que combinan con blanco

El blanco es un color neutro que puede combinarse con cualquier otro, por ello es tan usado en interiores. Es el color más puro, inocente y pacífico. Un clásico para no arriesgar con otros colores, ya sea en pintura de paredes como en decoración. 

Sin embargo, el blanco también puede resultar soso y cansar. Por ello, combinarlo puede ser un acierto.

Cómo combinar el blanco en decoración

El blanco funciona tanto con colores vibrantes, como con colores pastel u otros colores neutros. También funciona bien con texturas como la madera o la piedra.

Aunque si bien es posible combinar el blanco con cualquier color, hay ideas que pueden funcionar mejor para un espacio u otro. Conocer el ambiente que se quiere crear y las condiciones de la estancia que se va a decorar es de suma importancia para encontrar la solución perfecta.

Cómo combinar el blanco y el negro

Una de las mejores combinaciones en decoración de interiores es la del blanco y el negro, puesto que se complementan perfectamente. Uno es luz y el otro es oscuridad. 

Además, estos colores permiten crear muchos estilos, desde minimalistas hasta bohemios. Como se puede ver en la imagen, esta unión siempre consigue buenos resultados y ambientes elegantes.

Cómo combinar el blanco y el azul

El blanco y el azul es una de las uniones más usadas para decorar estancias. Juntos crean el estilo navy de decoración marinera muy popular en diseño de interiores. 

Si bien es cierto que el azul puede oscurecer las estancias, el blanco ayuda a crear el efecto contrario. Por ello queda tan bien cuando se combinan en paredes, zócalos, marcos y columnas.

Combinar el blanco y el verde en rincones

El verde, pese a no ser el color más usado en interiores, consigue sensaciones frescas y vitales que evocan a la naturaleza. Con el blanco, puede crear interiores muy interesantes.

En la fotografía se puede ver como el blanco está presente en la mayoría de elementos. Sin embargo, el verde, usado solo en cojines y plantas, da un toque muy natural y alegre al rincón. Juntos hacen una combinación estupenda para dar protagonismo a pequeñas estancias.

Cómo combinar el blanco y el naranja

Aunque el naranja no es un color muy típico en la decoración de interiores, es un color cálido que da energía. No obstante, este color debe usarse en pequeños toques, puesto que en grandes superficies puede acabar recargando el ambiente.

Si se emplea en habitaciones infantiles, el resultado son dormitorios divertidos, alegres y con mucha energía.

Combinar el blanco y el gris en cocinas

El gris, como el blanco, admite muchas combinaciones. Juntos crean ambientes elegantes, tanto clásicos como modernos.

Esta unión puede ser ideal en cocinas, puesto que el gris metalizado suele abundar en estas estancias. El blanco puede ayudar a iluminar y agrandar el espacio, además de proporcionar una mayor sensación de limpieza y orden.

Cómo combinar el blanco y el rojo

El rojo, al ser un color cálido que transmite fuerza y energía, es una muy buena opción para combinar con el blanco. Juntos consiguen espacios inspiradores y modernos. Muchos ambientes orientales usan esta combinación de colores, como se puede observar en la fotografía.

No obstante, el rojo, al ser un color con mucho carácter, debe emplearse con cuidado para no recargar. Pequeños toques en ornamentación y textiles pueden dar personalidad a la estancia manteniendo el equilibrio.

Combinar el blanco y el amarillo en dormitorios

Blanco y amarillo pueden conseguir una combinación con mucha energía y vitalidad. El amarillo es un color cálido ideal para ambientes frescos y juveniles. No obstante, puede saturar.

Usado con blanco, el equilibrio se mantiene y el ambiente no se ve excesivo. Juntos pueden inspirar bonitos amaneceres en los dormitorios.

Cómo combinar el blanco y el rosa

El rosa, pese a ser un color que antiguamente se consideraba femenino, actualmente está ganando protagonismo en multitud de espacios.

Hoy en día sigue siendo un color delicado y su uso suele crear ambientes románticos. No obstante, este también es empleado para conseguir lugares sofisticados. Si se combina con gris, el resultado es todavía más elegante.

Combinar el blanco y el morado en baños

El morado es un color muy femenino que puede casar muy bien con el blanco. Al ser un color con mucha fuerza, el blanco permite equilibrar su peso en el espacio y consigue que no se vea excesivo.

Cómo combinar el blanco y el marrón

El marrón, al ser un color cálido, combinado con el blanco es una opción fantástica para decorar espacios. Su unión consigue espacios elegantes y sobrios, así como acogedores. Esta opción también puede ser buena si se buscan opciones clásicas.

Si además se emplean ornamentos dorados como en la imagen, el resultado es todavía más sofisticado.

Cómo combinar el blanco en paredes

La pintura blanca suele ser una de las mejores opciones cuando se busca luz. No obstante, es importante conocer la cantidad y el tipo de luz antes de aplicarla.

Un blanco puro refrescará un espacio que tiene muchas horas de sol, pero puede hacer que otro sin luz directa se vea pobre. Por eso, en ese último caso, es importante escoger blancos rotos.

El blanco también permite crear unidad en las estancias y resta peso a objetos grandes, como un gran armario o una estantería. Para los apartamentos con paredes de ladrillos o piedras a la vista, el blanco es una de las mejores opciones con las que combinarlos.

Si no se quiere pintar toda la estancia con blanco, el gris es la opción menos arriesgada. Este color, como el blanco, combina con la mayoría de colores sin problemas. Incluso, el gris puede usarse en puertas y armarios y pintarse el resto con blanco.

Otra opción es pintar una pared o delimitar un espacio con un color y dejar el resto para el blanco. Así se puede resaltar una zona sin comprometerse demasiado.

Share

También te puede interesar...