Colores que combinan con púrpura

El púrpura es un color que se encuentra entre el rojo y el azul, más concretamente entre el violeta y el carmesí. Por ello, recibe características propias de estos dos colores. Mientras que el azul aporta relajación, el rojo trae intensidad y energía, juntos crean el equilibrio en el púrpura.

Este color se relaciona con la realeza, el lujo, la sabiduría y la magia. En estancias se usa para inspirar la creatividad, la vitalidad y la originalidad. Aunque también tiene connotaciones femeninas.

Cómo combinar el púrpura en decoración

El púrpura combina con muchos colores. Sin embargo, se ve favorecido con el dorado y el amarillo, el naranja, el verde y el azul.

Como cualquier otro color, los tonos neutros también pueden ser una opción menos arriesgada para combinar con este color. No obstante, es de vital importancia saber combinar estos colores para no dar una imagen muy gótica en las estancias.

Cómo combinar el púrpura y el blanco

El blanco, al ser un color neutro, acepta cualquier combinación de colores. Sin embargo, resulta muy acertado su uso con el púrpura, pues es un color oscuro que necesita de luz.

Esta combinación es muy usada en espacios donde se busca un toque femenino, como dormitorios, o creativo, como despachos. 

Si se combina con negro, como en la imagen, el resultado es muy elegante. Además, el púrpura y el negro no necesitan de mucha decoración, pues ya tienen una presencia muy marcada en los espacios.

Combinar el púrpura y el rojo en salones

El púrpura contiene el color rojo en su composición, por eso combina tan bien con este. No obstante, ambos colores tienen carácter y se deben combinar con equilibrio.

Además, la estancia donde se sitúen deberá estar bien iluminada, pues son colores que pueden empequeñecer los espacios donde se emplean. Por eso, se recomienda usarlos en salones.

La unión de otros colores a esta combinación también puede ayudar a rebajar la intensidad de ambos. Colocar colores fríos como el azul, también presente en el púrpura, da bonitos resultados.

Cómo combinar el púrpura y el negro

Púrpura y negro son otra combinación ganadora. Ambos son colores fríos que funcionan muy bien si se añade un tercer color cálido, como el marrón o el dorado. Esto permite que las estancias se vean más acogedoras.

Sin embargo, así como con el rojo, el negro tiende a oscurecer u empequeñecer los espacios por lo que resulta adecuado iluminarlos con tonos claros como el blanco.

Combinar el púrpura y el amarillo en cocinas

Uno de los colores más usados en cocinas, además del blanco, es el amarillo. Este es un color cálido con mucha energía, que ilumina las estancias con un toque creativo.

Si se combina con el púrpura, el resultado son estancias equilibradas, acogedoras y agradables. Sin embargo, son colores que no deben usarse en exceso para no recargar el ambiente. El púrpura combina con amarillos más vibrantes y amarillos pastel.

Cómo combinar el púrpura y el naranja

El naranja, como el púrpura, es un color muy expresivo y la unión de ambos puede saturar si se usan sin medida. Por ello, se recomienda utilizar otros tonos conciliadores, como el blanco, para rebajar la intensidad de los mismos.

Como se puede ver en la imagen, con estos colores también da mucha vida el verde. Las estancias decoradas con esta combinación son creativas y originales.

Combinar el púrpura y el verde en rincones

El verde es un color que suele asociarse a la naturaleza y, aunque es frío, crea estancias originales junto al púrpura. Si se usan en rincones, los espacios pueden ganar protagonismo y mucha vida.

Estos colores también son muy usados para crear murales decorativos como el de la imagen. Una muy buena opción para unir ambos colores en las paredes.

Cómo combinar el púrpura y el dorado

El dorado, al ser similar al amarillo, también casa muy bien con el púrpura. Asimismo, son colores que evocan elegancia y sofisticación.

Sin embargo, no es necesario disponer de una gran estancia para usarlos. En lugares pequeños, como los baños, quedan muy bien y dan vida a los que suelen ser los grandes olvidados por su tamaño.

Combinar el púrpura y el gris en dormitorios

El gris, como el blanco, es un color neutro que puede mezclarse con la mayoría de colores. Es un color que se asocia a la elegancia y a la sofisticación, como el púrpura. 

No obstante, se recomienda escoger tonos claros para no oscurecer los ambientes. Además, se pueden añadir tonos cálidos como los de la madera al conjunto, así las estancias son más acogedoras. Usarlos en dormitorios puede ser ideal cuando se busca salir de lo convencional sin arriesgar demasiado.

Cómo combinar el púrpura en paredes

El púrpura es un color cada vez más usado para las paredes de la casa. No obstante, en su vertiente más oscura puede oscurecer los interiores donde se emplea.

Por ello, se recomienda usarlo para resaltar algún muro y no para decorar toda una estancia. Esto solamente es conveniente cuando el espacio tiene buena iluminación o si se combina con colores luminosos.

El blanco, el rosa claro, el beige y los tonos marrones cálidos pueden funcionar muy bien con el púrpura. Si se usan tonos como gris oscuro o negro, se deberá hacer con equilibrio, intentando introducir alguno de los colores mencionados anteriormente.

Del mismo modo, con colores llamativos, como el naranja o el verde, la combinación es muy original, pero estos deben usarse en equilibrio para no saturar el espacio.

Share

También te puede interesar...