Colores que combinan con salmón

El color salmón es un color cálido, con luz natural. Está a medio camino entre el naranja y el rosa y tiene tonalidades pálidas e intensas. Existen numerosos matices, tanto sofisticados, como luminosos o desenfadados. 

El salmón es un color que transmite calma y relax. Hace que cualquier espacio se convierta en un lugar confortable, pues genera simpatía, dulcifica ambientes y crea vínculos entre las personas.

Cómo combinar el salmón en decoración

El color salmón se ve muy bien con beige y gris, además del típico color blanco. Asimismo, hace una excelente combinación con los tonos verdes. 

Aunque parezca un tanto extraño, el salmón también puede combinarse con colores azules, rosas y rojos. No obstante, saber cómo hacerlo con gracia no es tan sencillo. Por eso es importante conocer cómo combinar estos colores correctamente.

Combinar el salmón y el blanco en pasillos

El blanco es un color que casa con la mayoría de colores, por lo que se puede combinar con salmón. Esta unión resulta acertada para dar vida a pasillos y rincones. Sin embargo, si se apuesta por tonos salmón para las paredes, estas deberán tener luz natural, pues el salmón puede empequeñecer los espacios.

Una opción es pintar paredes en tonos salmón luminosos y colocar algún mueble o elemento decorativo en tono blanco roto para crear interiores minimalistas y actuales como el de la imagen. En suelo, que también tiene un tono claro, ayuda a dar luz al conjunto.

También se pueden pintar las paredes con un tono salmón cálido y colocar muebles blancos brillantes para crear una estancia más acogedora. Los rodapiés y las columnas son otros elementos que pueden pintarse en blanco para romper con la uniformidad del salmón.

Cómo combinar el salmón y el gris

El gris tiene mucha popularidad en decoración de interiores, pues es muy fácil de usar y poco arriesgado. Sin embargo, su combinación con el salmón resulta muy atractiva. 

Al ser un color frío, complementa genial la calidez del salmón y crea estancias familiares. 

No obstante, tonos salmón más fríos y grises oscuros pueden crear ambientes sofisticados como el de la fotografía. Se puede ver también, como la combinación de rosas y elementos dorados, sumados al conjunto, ayuda a crear espacios más elegantes.

Combinar el salmón y el verde en dormitorios

La combinación salmón y verde es una de las que más bonitas, sobre todo con tonalidades de verde oscuro y salmón frío. Esta unión da un toque distinguido y elegante a cualquier estancia. Para un dormitorio principal, por ejemplo, puede ser un acierto.

En la fotografía, usan estos verdes para inspirar paisajes naturales, como un bosque con niebla. 

Si se escogen tonos más claros, se crearán ambientes más frescos y juveniles, lo que resultará ideal para dormitorios infantiles o estudios donde se requiera de creatividad.

Cómo combinar el salmón y el marrón

Aunque la combinación del salmón con tonos marrones sea menos habitual, el resultado es cálido y acogedor con un toque bohemio.

Esta unión resulta ideal en tonos marrón tierra y ocres. No obstante, para que la estancia no se vea demasiado recargada, se pueden usar también colores fríos, como el azul.

Además, el blanco puede ayudar a iluminar la estancia, pues es un color que puede hacer de transición entre ambos.

Cómo combinar el salmón y el rojo

El salmón lleva pigmentos rojos, por lo que combina muy bien con este color. Sin embargo, puede resultar muy recargado si se usa sin medida, pues ambos son colores cálidos y con mucha personalidad.

Por ello, es mejor añadir pequeños elementos decorativos en rojo si las paredes están pintadas con salmón.

Ornamentos en beige, con colores fríos como el azul y con neutros como el blanco pueden ayudar a iluminar las estancias con esta combinación.

Combinar el salmón y el naranja en comedores

Como el salmón está a medio camino entre el rojo y el naranja, casa bien con este último color. No obstante, como pasa con el rojo, el naranja es un color llamativo que debe usarse para dar pinceladas de color.

En estancias con paredes de color salmón, como se ve en la imagen, el naranja puede ser usado para tapicería y textiles. En comedores puede ser un acierto colocar sillas naranjas.

Cómo combinar el salmón y el azul

La combinación del salmón con el azul es muy llamativa. Estos colores pueden compartir protagonismo si se aplican en paredes y muebles. Si se añade un tercer color, como el morado o el rosa, se logran estancias juveniles y coquetas.

Combinar el salmón y el rosa en dormitorios

El rosa también es un color que casa muy bien con el salmón, aunque a veces se pueden confundir y crear estancias monocromáticas. Por ello, es conveniente añadir otros colores que hagan de transición, como el blanco.

También se puede añadir este tercer color al dormitorio a través de la ropa de cama que, con el rosa y el salmón, dará un toque muy dulce a la estancia.

Cómo combinar el salmón y el morado

Como hemos visto, rosa y azul combinan muy bien con salmón, por ello, el morado es también un acierto. Combinar estos colores en textiles como alfombras, sofás y ropa de cama puede dar como resultado interiores femeninos, cálidos y acogedores.

Cómo combinar el salmón en paredes

Si se escoge el salmón para pintar las paredes, es importante conocer las diferencias entre los colores suaves y los luminosos, la intensidad de los mismos y los tonos cálidos y los fríos.

Los colores suaves de salmón crean interiores más sofisticados. Mientras que las tonalidades más luminosas son adecuadas para crear espacios minimalistas, combinadas con muebles en tono blanco. 

Asimismo, cuando más intensos sean los colores, más protagonismo cobran las paredes y más desenfados se ven los espacios.

Un salmón más cálido, con más naranja, ayuda a crear espacios más luminosos y acogedores; mientras que uno más frío aporta una mayor sobriedad y elegancia.

Si se pintan las paredes en color salmón, gris, verde y blanco son opciones sencillas para combinar. Si queremos arriesgar, otros colores como el azul, el rosa, el morado, el rojo o el naranja pueden crear interiores con más personalidad.

Share

También te puede interesar...